El apartheid es la continuación de un proyecto colonial


Durante la versión 2022 de la Semana contra el Apartheid Israelí en Colombia, la palestina Sumaya Awad explicó cómo Israel opera como Estado de Apartheid y contó qué se puede hacer desde América Latina para enfrentar el apartheid, o la discriminación sistemática institucionalizada contra el pueblo palestino. La escritora y activista palestina, quien vive como parte de la diáspora palestina en exilio en Estados Unidos, es Directora de Estrategia en el Proyecto de Justicia Adalah y co-editora del libro Palestina: una introducción socialista.

La Semana contra el Apartheid Israelí se realiza desde el 2005, difundiéndose hasta abarcar cientos de eventos en decenas de países en la actualidad. En el evento colombiano, organizado por Tadamun Antimili, Sumaya Awad empezó contando el contexto de la larga historia del apartheid israelí y cómo funciona hoy en día. Destacó que el apartheid actual es la continuación de un proyecto colonial que lleva más de 100 años apropiándose de tierras palestinas.

Bajo este régimen de supremacía judía, que se ufana de ser la única democracia de medio oriente, la identidad palestina o israelí determina los derechos diferenciales de las personas. Esta discriminación se refleja en cédulas diferentes, que determinan dónde se puede ir, qué carreteras se pueden transitar, qué retenes se enfrentan y si se permite viajar libremente fuera del país. Por ejemplo, mientras que un israelí judío en Cisjordania puede vivir en una colonia sobre tierra palestina ocupada y moverse libremente por carreteras especiales, las y los palestinas de Cisjordania tienen que transitar retenes militares humillantes y arbitrarios para moverse por su territorio. A si mismo, las y los palestinos, tanto en Israel (“48”) como en Cisjordania, repetidamente se les niega el derecho a construir o hacer mejoras sobre viviendas en sus propias tierras, como otra estrategia de desplazamiento y limpieza étnica.

Aunque las vidas cotidianas de los dos grupos están bajo control del Estado israelí es, las y los palestinos no tienen el derecho a votar por las personas que hacen las leyes que los rigen. Estas leyes incluyen decenas que explícitamente discriminan contra las y los palestinos. Entre esas, Awad destacó la ley que ilegaliza la conmemoración palestina de la Nakba, el desplazamiento palestino masivo que se impuso con la formación del Estado de Israel en 1948. Además, mencionó la ley del Estado-Nación, que explicita que el derecho a la autodeterminación en Israel se reserva para las personas judías, excluyendo de este derecho a las personas palestinas que tienen la nacionalidad israelí.

Awad resaltó que la tecnología represiva israelí utilizada en Gaza luego se exporta a otras partes del mundo para aplicarse contra sus poblaciones. Por todo esto, y ante la agudización del apartheid israelí, llamó a seguir fortaleciendo el movimiento de Boicot, Desinversiones y Sanciones a Israel (BDS) como forma efectiva de rechazar la normalización del apartheid.

El evento también contó con la participación de la sindicalista colombiana Cindy González, quien relató como su sindicato se declaró Espacio Libres de Apartheid Israelí, como forma de responder al llamado de palestinos y palestinas como Awad. Para más información sobre los Espacios Libres de Apartheid Israelí y cómo su organización se puede acoger a esta figura, visita la página de Tadamun Antimili o la página internacional del BDS.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.