Paren la guerra contra la gente de Arauca!


En la noche del 19 de enero fue activado un carro bomba en frente de las instalaciones del edificio Hector Alirio Martinez, el cual es hogar de distintas organizaciones sociales de Saravena, Arauca, al oriente de Colombia. En particular, en ese espacio trabaja la Fundación De Derechos Humanos Joel Sierra, quien en distintas oportunidades ha manifestado su solidaridad con el pueblo palestino. En el atentado murió una persona y 5 fueron heridas, en lo que fue un atentado anunciado ya que la misma organización de derechos humanos venía alertando desde días atrás de amenazas que las disidencias de las FARC en el territorio estaban emitiendo contra líderes comunitarios. Ya el 9 de enero habían atentado contra una empresa comunitaria de acueducto y días después se había asesinado a los líderes Miguel Amado Carrillo y José Avelino Pérez, este último también miembro de la organización de derechos humanos.

Esta tragedia se da en medio del aumento de las violaciones de derechos humanos que está sufriendo la sociedad civil de ese territorio, sufrimientos que reciben por distintas vías. Por una parte, desde finales del año pasado se ha recrudecido la confrontación entre el Ejército de Liberación Nacional y las disidencias de las FARC, lo cual ha provocado este año el asesinato de más de 20 personas y el desplazamiento de cientos de personas. Por si no fuera suficiente esto, el gobierno colombiano ha criminalizado sistemáticamente a las organizaciones sociales, encarcelando y provocando el desplazamiento de líderes de la región. Esta doble situación de asedio ha hecho que crezca la incertidumbre de los habitantes y que se reconozca que la guerra nunca se ha ido de Colombia.

A la hora del atentado se encontraban en el espacio cerca de 30 a 50 personas, algunas de ellas discutiendo las medidas a tomar para defender los derechos humanos en medio de esta situación. Entre ellas se encontraba Milena Lopez, una de las principales líderes de la organización Joel Sierra y quien en el 2018 acompañó la Audiencia Pública contra el militarismo israelí en América Latina realizada en Rio de Janeiro.

Es por esto que hacemos un llamado no solo a las organizaciones sociales en Colombia sino también a todas las organizaciones solidarias con Palestina a denunciar los hechos de terror que están sucediendo, y solidarizarse con Milena y su organización. Ninguna persona, ni en Arauca ni en Gaza, merece que se le despierte en la madrugada con bombas, por eso le exigimos a todos los actores armados que paren la guerra contra la gente tanto en Colombia como en Palestina.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.